parafasia

·


Definición de parafasia
Trastorno del lenguaje que consiste en la dificultad para elegir el término o fonema adecuado, siendo frecuente la aparición de rodeos o circunloquios para referirse al término deseado. 

Alteración del lenguaje subsiguiente a la estimulación eléctrica de la corteza cerebral, ya sea artificialmente o por una epilepsia de las áreas sensomotoras tanto del hemisferio derecho como del hemisferio izquierdo.


sintaxis 
f. ling. Ordenación de las palabras en el discurso.
En la gramática tradicional, parte de la gramática que estudia la ordenación y las relaciones mutuas de las palabras en la oración, hasta formar una expresión completa.
lóg. Parte de la semiótica que estudia la relación entre los signos.

Son cosas que tenía que tener aprendido, pero como tengo tanto desorden en el coco y bueno como ya habéis podido comprobar, ya habéis comprobado en la otra entrada lo vacio que me siento y lo poco creativo. Te levantas con un montón de fugas de ideas, al mediodía después del café vas archivando entradas y por la noche bajón por no haberlo hecho bien. Claro después achacamos a esta vida falta de emociones y de vivencias. Quizás la rutina es la que nos mata.


Pero cuando haces algo diferente es cuando te sientes diferente, cuando escuchas diferente música, cuando ya no abres el mismo cajón, cuando vistes diferente o por ejemplo cuando quedas con tus amigos a diferente hora. Los cambios son buenos y si pudiésemos cambiar siempre los muebles de sitio seria genial, lo malo es el parquet que sufriría las consecuencias.


El amor, no lo puedo cambiar a no ser que me lo cambien en forma de experiencias, siempre me han dicho que soy muy formal, tradicional como en algunos libros, si en algunos libros estoy, sufriendo por todo aquello que me gustaría y que no tengo y que no me siento capaz de sobrellevar. Para ser un seductor se debe ser ordenado, atento y tener amor propio percibiendo la realidad tal como es y no como uno se imagina.


Pero yo siempre pienso que hay un amor al que quieres mucho y a la que quieres como mujer y después esta otra que la romperías en dos, igual que las mujeres maridito y amante para machacar. Por el contrario ellos no están de acuerdo con la infidelidad de ellas pero se pueden enamorar de otros. Ellas por el contrario dejan ser infieles a sus maridos con la condición de que no se enamoren.


Aun me acuerdo cuando hable por primera vez con Elena, fue un poco desastroso, yo estaba muy salvaje y ella educadamente refinada. Pero era genial, todo el día era tocar palos de ciegos y además era algo imposible e inalcanzable según las criticas. Surgió un buen recuerdo el cual me mantiene vivo. Éramos dos caracteres distintos pero llegamos a entendernos bien.


Cuando todo está quemado aun se puede hacer fuego de las astillas que va quedando de cenizas pasadas y con leña buena conseguiremos mas fuego. Es así una mano ayuda a otra, estamos todos hechos de la misma materia a pesar de lo diferente que nos sintamos.



Queridos amigos parece que esta ave vuelve a sus vuelos, después de su letargo, espero que el vuelo sea largo y que ustedes puedan disfrutar con mis temas. No sé cómo me he quedado de pillado, pero hasta el más macho tiene un gatillazo por mucho que lo niegue. Con esta ya son 66 entradas, ya queda menos para las 100 y las ilusiones puestas en rumbo.


He de tener en cuenta que si sigo en esto es porque aun tengo gente que me visita las páginas aunque no las promocione por las redes sociales. Agradecer a esas chicas que me van siguiendo por twitter, ahí estamos como siempre con historias.


A vosotros contaros, que uno puede andar solo por el mundo, pero con el mundo solo en la cabeza.



Pablo.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada